El estudio realizado en una población de 435 adolescentes en situación de riesgo, estableció una relación entre las competencias digitales y la capacidad de sobreponerse a la adversidad siendo la cohesión familiar otro factor determinante en la condición de resiliencia adolescente.

La tesis de Vaquero Eduard del Programa de Doctorado Sociedad Educación y Calidad de vida de la Universidad de Lleida, titulada Estudio sobre la resiliencia y las competencias digitales de los jóvenes adolescentes en situación de riesgo de exclusión social, insta a los educadores a implementar intervenciones socioeducativas para mejorar la calidad de vida de los adolescentes a través del uso de las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC).

El uso eficiente de las TIC beneficia al empoderamiento del niño y del adolescente en situación de riesgo, dado que según Vaquero, el desarrollo tecnológico permite al joven ponerse en contacto con sus familiares, generando mayor calidez entre las interacciones, y mayor probabilidad de vínculos de apoyo de familiares lejanos y amistades ajenas a su contexto social inmediato.

El uso de las TIC y relación con la resiliencia, se asocia con la capacidad del adolecente de ejercer la ciudadanía a través de los medios digitales, más que con el conocimiento de su uso o cantidad de redes utilizadas. El desarrollo de sus habilidades personales le permiten adaptarse a los cambios constantes derivados de su condición de riesgo, pero las habilidades sociales le permite al adolescente abstraerse de sus problemas a través gracias al relacionamiento social más que al apoyo en sí.

El autor enfatiza la importancia de desarrollar procesos de “alfabetización digital” para prevenir conductas de riesgo derivadas del uso incorrecto de las TIC. Precisando la importancia medular de la familia en el desarrollo de competencias digitales del niño y del adolescente.

Disponible en: http://www.tdx.cat/handle/10803/116373

Texto: Fernando Payares